Archivos en la Categoría: LOS SONÁMBULOS/JESÚS DELGADO

LOS SONÁMBULOS: LOS NEO-FANTASMAS​ DE CANTERVILLE

IMG-20170422-WA0144

Por Jesús Delgado Guerrero

Desde que el ciberespacio capturó el tiempo de las personas para convertirlas en cibersonámbulas (cumpliéndose así parte del canon neoliberal y estalinista de extender los horarios de actividad aparentemente productiva), los fantasmas han topado con dificultades para actuar amparados por las sombras de la noche, según diversas leyendas. Alterados sus horarios, ya no ocupan tanto el tercer turno para arrastrar cadenas ni gritar. Peor: ya no aterrorizan a nadie.

En caso de riesgo o amenazas solía decirse que “quien no quiera ver fantasmas, que no salga de noche”, pero en un país donde es más frecuente y fácil extender actas de defunción que de matrimonio, nacimiento o sentencias judiciales, los espectros son más materia de estadística y chacoteo que de espanto.

En política sucede igual y es tal la hilaridad de la “acción justiciera” que hasta los propios fantasmas se muestran sonrientes al mediodía, sumándose a la chunga generalizada con mueca que anuncia impunidad (al menos los espectros chocarreros de Óscar Wilde hacían el intento por atemorizar a sus víctimas, aunque al final eran dignos de la compasión).

“Satán cayó por la fuerza de la gravedad”, aseguró un versado Chesterton, aunque Milton aclaró que “diablo con diablo condenado mantiene firme concordia”. No obstante, más entusiastas que apegados a la realidad, comentaristas anuncian el inicio del fin de la impunidad de los gobernadores con la captura del ex mandatario de Veracruz, Javier Duarte (ajá).

Tirando piedras al propio tejado, se olvida la historia de impunidad, vieja y reciente, con los moreira, los montiel, los medina, los duarte, los borge y una espesa fila de corruptos de todos los colores que ahí están, como comediantes de humor negro, gritando que se van a combatir a sí mismos.

La citada aprehensión ha permitido que la clase política se revuelque en su excremento, buscando al mismo tiempo que alguien se compadezca y crea que no forma parte de un sistema sostenido enteramente por la avaricia y la corrupción.

Como referencia, sospechosamente a Javier Duarte no lo deportaron el día de su captura, como sucedió con otros capos en suelo guatemalteco, específicamente el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, quien, igual que el ex gobernador veracruzano, ingresó ilegalmente a esa nación.

Esto es un aviso, amén de que el torneo excrementicio-electoral va a seguir salpicando a mucha gente, con miras a intentar salvar algún espacio de poder, como el Estado de México. ¿Va a funcionar?

Cierto es que, como se dice en los pueblos, en esos casos la impunidad no es el peor de los males sino manipular a los animales (más si están hambrientos e inseguros).

Estos animales políticos sí son fantasmas peligrosos: pueden condenar a millones a padecer espectros impunemente sonrientes, conocedores éstos, por tradición y ADN familiar, de los espacios para el saqueo.

Leer Más

LOS SONÁMBULOS: DE LA “NUEVA SECTA DEL PERRO” (SIN LINTERNAS)

IMG-20170415-WA0045

Por Jesús Delgado Guerrero

Despojados sus militantes de cualquier manto harapiento y hasta del célebre morral, el espíritu de la época ofrece pinceladas de nuevas sectas donde el cinismo solemniza la denuncia al tiempo de confesar sus tropelías, es decir, se desenmascara. Leer Más

LOS SONÁMBULOS: LA AMENAZA DEL ” TURBOCAPITALISMO “

 

image

La amenaza del “turbiocapitalismo”
Por Jesús Delgado Guerrero
El término “turbocapitalismo” fue acuñado por el economista estadounidense Edward Luttwak a mediados de la década de los años 90 para definir la aceleración de la economía financiarizada del supuesto libre mercado. Leer Más

LOS SONÁMBULOS: EDOMEX: “POBRETARIADO Y MENDIQUENSE”

IMG-20170409-WA0105

Por Jesús Delgado Guerrero

Acariciar los oídos para mover sentimientos ciudadanos con fines políticos ha sido desde siempre una práctica común pero deleznable (los totalitarismos recurren a eso para ganar adeptos). Ahora, el Ogro Salvaje (neoliberalismo) utiliza esas armas con pintas democráticas luego de formar entre sus cuadros a una curiosa especie de pobretólogos que creen que es posible eliminar o combatir la pobreza al tiempo de alimentarla, siempre por dos vías: retórica y dádivas (cinismo cruel del populismo capitalista). Leer Más

LOS SONÁMBULOS: SOÑADORES EN VIGILIA

capitalismo_esposas_esclavitud

Por Jesús Delgado Guerrero

Carl Gustav Jung, famoso “científico del alma”, advirtió hace ya más de una centuria: “Pongan en vigilia al soñador y verán una psicosis”. Con la arremetida del capitalismo salvaje y su doctrina estajanovista-meritocrática (trabajo rudo con salarios de sobreviviente), la tecnología amplió el horario de la locura nocturna y su dolor depresivo, y ahora los trastornos de pánico son a plena luz del día.

Los practicantes de la criminal “terapia de choque” (incluye tortura en los comedores populares, previo gasolinazo y desollamiento del salario en el potro neoliberal) sugieren que es el morbo, y no la angustia, el que proyecta ideas fijas de “crisis” y configura supuestas alteraciones mentales.

“Fue increíble aquello de Suecia… Jimi llegó a tener a tres tías en su cama. Noel (Redding) y Gerry Stickells, nuestro road-manager, estaban completamente borrachos y destrozaron la habitación, y yo probé un ácido impresionante, acabé corriendo desnudo por los pasillos creyendo que estaba en la selva y que me perseguían dinosaurios. Una de las fiestas más salvajes que hicimos nunca.” (Mitch Mitchell, baterista de The Jimi Hendrix Experience, luego de un concierto en 1967, en “Jimi Hendrix”, de Mariano Muniesa, Ediciones Cátedra, p.76).

A medio siglo de esa “manifestación del alma” (llamada así la psicodelia por los especialistas), la diferencia es evidente: no hay “ácido” de por medio pero, según se desprende del diagnóstico de terapeutas oficiales, igual en este estado de “crisis mental” cualquiera se sentiría perseguido por lagartos terribles, incluso por miembros de una enquistada manada propensa a la distribución de riqueza que no es suya para ampliar los sectores del partido (así, lo que parece caro resulta todavía más barato).

En esa forma, mientras en el mundo aumentó 35 por ciento el número de personas afectadas por el hambre (108 millones en “inseguridad alimentaria grave” en 2016, por 80 millones que eran en el 2015), aquí el INEGI operó el milagro desapareciendo pobres (por lo menos estadísticamente) y todo en las narices de la somnolencia y confusión mental, que ve cómo se alimenta a la oligarquía financiera y política con 321 mil 653 millones de pesos de remanentes que dio Banxico al gobierno federal (repartidos en 70 y 30 por ciento, respectivamente).

Según esto, es de una obnubilación casi perversa no apreciar las bondades del alza en las tasas de interés de Banxico (6.50 por ciento ya) ni que la economía se esté llenando de dinero improductivo y peligroso (del más especulador), amén de que la deuda ha crecido la friolera de 2 mil 209 millones de pesos diarios (en febrero pasado acumulaba 9 billones 689 mil 563 millones de pesos y el costo financiero creció 55 por ciento, cuando en ese mismo mes del 2016 era de 8 billones 883 mil millones de pesos, es decir, aumentó 9 por ciento).

En realidad, de la escuela donde “la pobreza es un mito genial” nunca se esperó demasiado.

 

 

LOS SONÁMBULOS: PARANOIAS Y ESCALOFRÍOS TROPICALES

image
Por Jesús Delgado Guerrero
Noticias encaminadas a generar “tranquilidad”: Estados Unidos e Inglaterra prohiben laptops y tabletas en vuelos de Medio Oriente y Africa. En el primer caso se dijo que es parte de una “inteligencia evaluada” respecto de las amenazas potenciales a los aviones que vuelan territorio estadounidense, en tanto que del británico se desprende que nada más es por secundar a los EU y no tanto “para que los pasajeros viajen seguros”, como aseguraron portavoces a medios internacionales. Leer Más

LOS SONÁMBULOS: DE LA POBREZA CORPORATIVA (TORTILLA FLAT)

Niveles de Pobreza Honduras

Por Jesús Delgado Guerrero

(A la memoria de Gustavo del Río)

Generalmente maquillados o abiertamente encubiertos, los problemas que acumula la realidad social reciben cierto tratamiento con motivo de alguna escaramuza política o proceso electoral. No debe extrañar que desde la tribuna correspondiente se expresen posturas en contra de determinada situación, luego de haber hecho todo lo posible por llegar hasta ahí.

La desigualdad y la pobreza, así como la inseguridad cada vez más violenta, son ejemplos, pero más lo primero que, dicen en el templo neoliberal, son consecuencias de un proceso natural, irreversible y humanamente aceptable que se ajusta a los cánones.

“Es sorprendente descubrir que el anverso de toda acción negra y malvada es blanco como la nieve”, dice el Nobel de literatura John Steinbeck en esa parodia llamada “Tortilla Flat”, un barrio del Monterrey californiano donde se recrea parte del trauma ocasionado por el crac especulador de Wall Street en 1929, texto igual de denunciante que su: “Las Uvas de la Ira” y la sequía  bíblica con sus granjeros migrantes.

Como sucede con una de las protagonistas en “Tortilla Flat” (Dulce), que recibe como regalo una aspiradora eléctrica que la coloca en la cima de la escala social (ninguna tenía una “máquina de barrer” en el barrio) y debe simular con la boca el ruido del motor porque resulta que en esa comunidad no hay energía eléctrica, cada proceso electoral es ocasión para distribuir entre los votantes cualquier cosa, incluso electrodomésticos, aunque los beneficiarios no tengan el servicio debido al “corte” por falta de pago.

Lo mismo pasa con aquellos que reciben canastas con alimentos y deben esperar para prepararlos, una vez que hayan podido cambiar los tanques de gas o medio llenarlos merced a las reformas estructurales, específicamente la “reforma energética”, que puso al país en la “ruta de la modernidad” y a los ciudadanos en el sendero de la agudización de la pobreza.

“Y todavía hay gente peor que nosotros”, se resume en “Tortilla Flat”, del mismo modo que la venta de esperanzas se vuelve un ejercicio temporal por parte de los profesionales de la dualidad política, al mismo tiempo “benefactores” y “verdugos”.

Quien sugirió que con excepción de la muerte y los impuestos todo lo demás es falso (Franklin) no tuvo la oportunidad de ver el despliegue de ciencia ficción a partir de estafas y robos cuyas consecuencias, como retrató Steinbeck tras el “crac del 29”, se ajustan al ciclo devastador de la depredación financiera del 2008, después de casi una década.

Por eso la desigualdad y la pobreza, más que un problema, son un instrumento corporativo para legitimar ascensos al poder público. Al final cada contienda electoral confirma que es igual regalar una aspiradora eléctrica prometiendo bajar los costos de la energía mientras los elevan, que combatir la desigualdad y la pobreza a punta de despensas y electrodomésticos.

Leer Más

LOS SONÁMBULOS: LA PERSISTENCÍA DE LO IRRACIONAL

image

Por Jesús Delgado Guerrero
Con rasgos de un feudalismo-hereditario de avanzada, con sus castas y señores (también señoras, para no discriminar), la democracia local está en condiciones de presumir la milagrosa conversión de la pluralidad política en “partido único”.

Leer Más

LOS SONÁMBULOS: “LA GENERACIÓN FOBAPROA” (NI-NIS)

image
Por Jesús Delgado Guerrero
Tan entretenidos como están en ver qué bando es capaz de cometer más barbaridades y desfalcos en nombre del ejercicio público y cuál sale indemne por enésima ocasión, los actores del poder político y su pares del poder económico no quisieran tener que enfrentar sus viejos-nuevos fantasmas, justo cuando aquellos que resultaron afectados, a aquellos que de una y mil formas les cancelaron oportunidades y una vida mejor, hoy son ya jóvenes que, entre otras cosas, al menos pueden votar y protestar. Leer Más

« Entradas Anteriores