OPINIÓN: OCUILAN, CENTRO DE LA TRAGEDIA EN EDOMEX

IMG-20170920-WA0410IMG-20170920-WA0409

JUAN LÁZARO SANTIAGO

Tierna la imagen del gobernador Alfredo del Mazo Maza con los niños escolares de Ecatepec, cumplió el objetivo del político de “ser humanitario ante el mundo” ante una tragedia que dejó el sismo de las 13:14 horas del martes 19 de septiembre de 2017.

Alfredo apenas se acomodaba en la silla que dejó vacante Eruviel Ávila, cuando sobrevino el temblor.

Esa mañana, Alfredo estuvo en el centro de mando de Ecatepec, organizando los primeros pasos para luchar contra la inseguridad que también dejó Eruviel.

A la hora del temblor ya estaba en Toluca, afortunadamente en el otro centro de mando de la policía que se localiza por el aeropuerto-chorizo.

Pero tal vez por que no alcanzaba a ver la magnitud del sismo, ta vez confiado en el personal de seguridad y protección civil  que  tenía que reportarle las condiciones de los 125 municipios, Alfredo del Mazo tuvo fallas de comunicación, no tuvo datos duros de las condiciones de los municipios y los daños así como las muertes.

Mientras él daba entrevistas a las televisoras de que solo se habían caído algunas bardas y los primeros muertos, los alcaldes de Ocuilan, Tenango del Valle, Ecatzingo, Capulhuac, Tenango, entre otros, ya pedían auxilio, rescatistas, víveres y ayuda del gobierno federal y al del estado de México.

Ese auxilio no fue escuchado a tiempo por Alfredo del Mazo, que solo enviaba algún mensaje en su Twitter y esperaba cómodamente en su sillón.

El martes no se movió a ningún municipio, solo dio a conocer la tragedia de los escolares de Ecatepec cuando en Ocuilan tenía más de 800 casas afectadas y parroquias que sucumbieron en otros municipios como Amecameca, Ecatzingo y Atlautla, así como domicilios particulares.

Mejor el alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa, pidió que su municipio fuera declarado zona de desastre, que Alfredo acudiera a Ocuilan mínimo a consolar a las familias que perdieron su patrimonio familiar.

Así como la escuela Enrique Rébsamen es icono de la tragedia en la ciudad de México, así Ocuilan es símbolo del olvido del gobernador Alfredo del Mazo.

Aún este miércoles 20 de septiembre, mientras que los pobladores de Ocuilan, Amecameca y Ecatzingo se rascaban con sus propias uñas, Alfredo del Mazo, cómodamente, se fue a tomar la foto al hospital Las Américas de Ecatepec.

Sí a Eruviel le hubiera tocado la tragedia del sismo, él ya estuviera en Ocuilan o en algún otro municipio.

Incluso, Enrique Peña Nieto y Arturo Montiel, así como Ignacio Pichardo Pagaza, se movieron rápidamente en emergencias y tragedias.

Recuerdo a Ignacio Pichardo meterse a las aguas sucias de Valle de Chalco durante las inundaciones de los años noventas o a Enrique Peña Nieto en el desbordamiento del río La Compañía.

Eruviel ya estaba por la tarde en Tultepec cuando se registró una explosión en el mercado pirotécnico de San Pablito, para auxiliar a las víctimas.

Pero para Alfredo no es importante que en Ocuilan haya casas destruidas, no, para él, la foto política estaba en Ecatepec.
PARA EL ARCHIVO…
Loable la labor de los grupos de rescatistas, paramédicos y voluntarios del estado de México que salieron a la ciudad de México a auxiliar a las víctimas de los edificios que sucumbieron en la ciudad de México, pero también los necesitan sus hermanos mexiquenses en el sur de la entidad.

Por la tarde de este miércoles, Alfredo envío un Twitter que ya había acudido a Tenancingo y Joquicingo. Ocuilan puede esperar a pesar de que fue la más afectada en el estado de México.

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s