LOS SONÁMBULOS: PANURGO NEOLIBERAL, DEUDA Y BUROCRACIA

Pagar-las-viejas-deudas

Por Jesús Delgado Guerrero

Aunque el gobierno federal presume su labor de recaudador, lo que le ha permitido incrementar hasta en 7.9 por ciento los ingresos presupuestarios en el lapso enero-mayo de este año respecto del mismo periodo del 2016, muy poco o nada refiere del barril sin fondo improductivo que tiene como destino toda esa captación de recursos.

Panurgo vagamundos al frente de las finanzas públicas (Rabelais fue un profeta del neoliberalismo), la filosofía de la deuda atribuida a los personajes del monje retirado y erudito de las leyes, acusa todos los síntomas del desastre.

A la vista el derroche sin ton ni son y el endeudamiento hasta la asfixia para, por un lado, favorecer compadrazgos, familiares “plurinominales” (están en todas las nóminas públicas y quizás hasta privadas), negocios poco transparentes y, para coronar, maniobras monetarias fundamentalistas para alimentar a jugadores del capitalismo casinero de la ganancia pronta y fácil.

Bienvenidos los más de 172 mil millones de pesos adicionales que se captaron en los primeros cincos meses del año, pero son una nadería frente a los colosales pagos que se deben realizar por concepto de deuda pública en abono del “1 por ciento” siempre beneficiado, así como el gasto para un cada vez más ancho pero ineficaz aparato gubernamental.

En cuanto a los pasivos públicos, según difundió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tan sólo de intereses en el período enero-mayo de este año se pagaron 143 mil 174.1 millones de pesos, es decir, 43.5 más que en ese mismo lapso del año pasado, cuando se pagaron 100 mil 995 millones de pesos.

La deuda, como se ha publicado, pasó de 8 billones 475 mil 447 pesos en ese período del año pasado y alcanzó los 9 billones 118 mil 486 millones de pesos en el de este, es decir, el engendro aumentó 643 mil 447 millones de pesos (7.5 por ciento más que el año pasado). Si al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto la deuda en relación con el PIB era de 39 por ciento, ahora es de 49.5 por ciento.

Ese es hasta ahora el saldo de la especulación sanguinaria, promovida en gran medida por el Banco de México. ¿Va a disminuir el pasivo público en relación con el PIB, según los Panurgos de la hacienda pública? Sólo como dato, eso vienen diciendo desde que comenzó el actual gobierno.

La situación no es mejor en el mantenimiento de un aparato oficial que según algunas estimaciones, cuesta más de 2 mil 800 pesos diarios, que a estas alturas del año ha significado un gasto de más de 427 mil millones y que al cierre del año alcanzará más de un billón 100 mil millones de pesos.

Todo eso para que Panurgo siga proclamando con sorna que la deuda es el cemento que mantiene unida a la humanidad, y que sin ella la Tierra no “pariría sino monstruos, titanes, gigantes” y hasta Lucifer “se desharía de sus cadenas para intentar pisotear a los dioses de todas las naciones…” y, total, una mofa cruel del fundamentalismo capitalista antes de que naciera.

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s