MAESTRA DE TEXCOCO RETA A SU ALUMNO A LUCHAR A “PUÑETAZO” Y LO GOLPEA CON UN CUADERNO

TEXCOCO, Méx. 4 de julio 2017.- La maestra Marina Pérez Velázquez, de la primaria Venustiano Carranza, ubicada s  Santa Ursula, Texcoco, golpea con una libreta a uno de sus alumnos, con el que discute y reta a “pelear a puñetazo”.

En vídeo que fue enviado a Reporteros en Movimiento se aprecia que la profesora le reclama a un alumno de cuarto grado que alcanza a protegerse con sus manos, de los golpes que le da la maestra.

“Vamos a lucha tú y yo!!” Le inquiere al pequeño que también le dice algo.

La maestra le reclama de que no ha hecho nada y le pregunta: “quieres luchar?”, “a puñetazo hay que luchar tú y yo heee!!”

“No haz hecho casi nada y ni siquiera haz pegado tu hoja”, fue el reclamo de la mentora a su alumno.

 

 

 

 

2 comentarios

  • David Esqjuivel

    Debio decir HIJO Y MADRE

    Me gusta

  • David Esqjuivel

    Bien por la mestra, chamacos irreverentes. Deben enseñarles a respetar a sus maestros, si no entienden a la buena pues a la mala. Me acuerdo que cuando entré a la escuela había un maestro que nos daba una friegas, no subía en el lomo de otro alumno, a “tutu”, y además el que hacía de caballito nos templaba el patalón, según para que nos doliera más, y tres tablasos nos daba el maestro, cada maestro tenía su modo operandi de disciplinar a sus alumnos y miren, ustedes que, nombre, si andávamos rederechitos. Llegó el hino llorando a su casa, quejose con su madra, con lágrimas en los ojos que el maestro Moncho lo había subido a tutu, y le dio sus reglasos: fue la madre a ver al maestro Moncho y le preguntó que porqué le había pegado a su hijo, díjole el Don Moncho la razón del hecho; púsose la madre furibunda, le pidió la tabla al maestro y delante de él le dio no tres, sino el doble de leñasos a su hijo y le dijo a Don Moncho:” dele maestro, que no se le salga del huacal y además de la que usted le de, o sea la friega, yo le doy otra en la casa, sólo me avisa para que no se escape”. Así era antes niños y jóvenes, no qu ahora, hasta parecen niñas lloronas. Que agradezca que le dio con el cuaderno, Don Moncho le hubiera dacon con un leño o, de perdís, con el cinturón de cuero.

    Me gusta

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s