OPINIÓN: SIN ESTRUCTURA/SIEMPRE CUANDO LLUEVE…

WhatsApp Image 2017-06-28 at 10.52.42 PM

/ J.a. García Díaz

 

 Una vez más, a pesar de la gran inversión en movilidad, una precipitación “fuera de lo normal” ha inmovilizado a la Ciudad de México

CDMX. 29 de junio 2017.- Siempre cuando llueve las personas salen corriendo para resguardarse del agua, los perros callejeros de alguna forma desaparecen, el transporte público se vuelve lento y poco a poco se llena al unísono que los cafés; y sin que nadie se percate, la basura escurre hacia las coladeras hasta que las tapa. Si llueve “fuera de lo normal”, la Ciudad de México se inmoviliza.

Ya es verano pero “Dora” llegó con fuerza al centro del país provocando desbordamientos y anegaciones de terror para quienes circulaban por Circuito Interior, Polanco, Popotla, Toreo, Ferrería, Paseo de la Reforma, entre otras zonas importantes donde se realizan diferentes construcciones como edificios o en pro de la movilidad. Zonas con grava, arena y escombros que disimulan la basura de quien pasa y la tira. La basura hunde al centro del país.

La ciudad se llena cada vez más de gente, de autos y de construcciones irregulares. Aunque se dice que se combate, es inevitable. Entonces, todos nos hacemos de la vista gorda, nos olvidamos de esos detalles o simplemente no tenemos el valor de denunciarlo si no es… siempre cuando llueve.

En fin, lo que no hay que dejar de señalar, solicitar y denunciar son las tuberías, los desagües y la sustentabilidad. Cada día se habla más y más de sustentabilidad pero nunca se combinan con la movilidad hídrica. La Zona Metropolitana del Valle de México siempre se va inundar. La historia no se puede negar. Tenochtitlán era una ciudad sobre el agua, donde fluía el agua y donde se encausaba el agua para el uso humano. Todo depende del uso; porque en la actualidad en cuanto a movilidad, sólo es un removedor de basura y mugre.

Ahora; las tuberías son viejas, el desagüe no está dividido en desechos humanos y pluvial; además, lo único sustentable en boga, son los techitos de lamina con tubos de PVC para la cosecha de agua y hortalizas. Pero para qué, si cuando se utiliza se va por el drenaje común.

¿Se puede dividir el curso del agua entre pluvial y drenaje? ¿Cuánto costaría? ¿En dónde terminaría cada uno de estos causes? ¿Se podría aprovechar en realidad? ¿Se podría aprovechar para la privatización del servicio del agua? ¿Es saludable el agua de lluvia de la Zona Metropolitana del Valle de México?

Siempre cuando llueve “fuera de lo normal” en la Ciudad de México la inmovilidad daña a cientos de miles de mexicanos, ya sea por la basura, la falta de un mejor drenaje o simplemente porque cada vez somos más en el centro del país.

© GARDIJA 2017

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s