OBSERVANDO: “GUERRA” ABIERTA ENTRE CÁRTELES EN EDOMEX

IMG-20170618-WA0039

PEPE TOÑO

Los límites de inseguridad han sido rebasados por la delincuencia en el estado de México; la autoridad local, estatal y federal no ha actuado conforme a las normas implementadas por ellos mismos. Los uniformados carecen de equipo y de una preparación adecuada para enfrentarlos. Policías asesinados, inmiscuidos en la maña, otros han preferido dejar su trabajo al verse amenazados y unos más prefieren “hacerse ojo de hormiga” para no involucrarse en actos indebidos o comprometedores.

Niños y mujeres con más frecuencia son atacados y asesinados por la delincuencia; los jóvenes son los que más son acribillados al tratar de negarse a pertenecer o por estar en contacto con los grupos que venden droga o mantienen el control de las comunidades para poder distribuir y expandir su territorio en busca de captar nuevos consumidores.

Prueba de ello es en el municipio de Chimalhuacán en el Barrio de Pescadores donde al interior de un bar fueron asesinadas tres personas dos hombres y una mujer y en el lugar dejaron recado póstumo, donde afirman que es plaza de La Familia Michoacana y que ya están en tiempo de guerra y que se dejen de esconder. Y un hecho más fue el pasado viernes en ese mismo municipio en la colonia Nueva Santa Cruz de un joven muerto el cual presentaba un disparo en la cabeza con un recado póstumo del Cartel del Sur donde dicen que han llegado para quedarse.

Es una guerra abierta entre esos carteles en la zona oriente del estado de México los cuales siguen creciendo sin que nadie pueda frenarlos. La Policía Municipal cuando detiene a vendedores o consumidores de droga sólo “los pasea en la patrulla” para después soltarlas ya que no hay parte acusadora. La Policía Estatal en lugar de implementar un buen operativo se dedica a detener a con ductores de vehículos para achacarles cualquier violación al Reglamento de Tránsito para ser utilizado para extorsionar.

El crecimiento de los puntos de droga y de los carteles en la zona oriente del Estado de México es ya visible por todas partes, la ciudadanía conoce y sabe dónde están pero no denuncian por temor a por la opacidad que aplica la policía, cuando llegan al Ministerio Público para hacer la puesta a disposición se carece de los elementos suficientes para poder detenerlos.

Hay municipios donde la delincuencia opera libremente, incluso algunos otros servidores públicos están involucrados. La autoridad federal y estatal no quieren intervenir a través de Gobernación porque son los que conocen como trabajan los grupos delictivos y donde operan, hay que recordar que Gobernación tiene gente infiltrada en medios de comunicación, policías, ayuntamientos y más.

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s