DIARIO DE CAMPAÑA: FIDEL Y TRUMP;PRIRD Y PANRD

R

Diario de Campaña
Fidel y Trump; PRIRD o PANRD
Raúl Río Valle

El Comandante Fidel Castro ha muerto la noche del viernes 25 de noviembre de 2016, a los 90 años de edad, sobrevivió a 10 presidentes gringos que intentaron derrotarlo infructuosamente, quisieron asesinarlo en más de 500 ocasiones y fracasaron. El imperio nunca pudo con él. Fue el faro que guio a parte importante de la izquierda latinoamericana. Hombre de ideas y de acción, estratega político-militar y experto de la geopolítica mundial.
Fidel muere después de haber visto a Cuba ganar dos importantes batallas diplomáticas: La histórica visita de Obama a La Habana el 21 de marzo de éste año y comenzar el deshielo de una congelada relación que duró 56 años; y la también histórica votación de la Asamblea General de la ONU del pasado 26 de octubre donde sin ningún voto en contra 191 naciones del mundo demandaron al gobierno de Estados Unidos levantar el bloqueo que durante más de 50 años han mantenido contra Cuba.
Lo histórico en la ONU fue que Estados Unidos e Israel se hayan abstenido y no hayan votado en contra como lo habían hecho durante 24 años. Tal vez Fidel todavía pudo enterarse del triunfo de Donald Trump sobre Hillary Clinton el 8 de noviembre pasado.
La visita de Obama a Cuba, la votación en la ONU a favor de levantar el bloqueo de EU a Cuba y la muerte misma de Fidel nos marcan un fin de época en el mundo. En contraparte, el Brexit y la llegada de Trump al poder, parecen marcar el inició de una nueva era del capital en el mundo, que consolida la tendencia mundial del arribo al poder de una fracción neoconservadora y ultraderechista de la oligarquía imperial, más autoritaria y proclive a nuevas formas de totalitarismo, que pueden estar marcando el rumbo político del siglo XXI.
Sin pérdida de tiempo Donald Trump ha calificado a Fidel Castro de “brutal dictador”. Y lo hace en el momento en que el Ku Klux Klan presume su apoyo a Trump y anuncia movilizaciones para festejar su triunfo. Cuando además, otros líderes de organizaciones neoconservadoras ya saludan a “Heil Trump” para revivir el “Heil Hitler”, el clásico saludo nazi.
Pero también en el momento que se ha solicitado un recuento de votos en al menos tres estados claves que pudieran revertir el triunfo de Trump. Hillary ha anunciado su apoyo al recuento de votos. Son tres estados con una victoria de Trump muy ajustada: por una diferencia del 1.2% en Pensilvania; 1% en Wisconsin; y 0.3% en Michigan. El neoconservador ha dicho que es “ridículo” el recuento de votos, que es “es una estafa” y ha señalado que los resultados “deben ser respetados en lugar de desafiados”.
Felipe Calderón y Margarita Zavala se han sumado al coro de Trump, no pueden negar la cruz de la parroquia, y también han calificado a Fidel Castro de dictador y han hecho votos porque en Cuba haya democracia, provocando que desde las redes sociales los hayan tundido por haberse mordido la lengua, recordándoles su fraudulento arribo al poder en 2006. Además, la negativa de Trump al recuento de votos, ha recordado que Calderón hizo lo mismo en 2006. Generándoles, a Margarita y a Calderón, una mayor identidad política con el magnate empresarial y ahora presidente electo. Indudablemente sangre llama sangre.
En el PAN el conflicto entre Ricardo Anaya y Margarita Zavala se profundiza. Las encuestas-propaganda de El Universal levantan a Zavala. Pero ahora en la encuesta-propaganda de éste lunes en el diario Reforma, el 43% de los panistas prefieren a Anaya como su candidato presidencial, mientras el 39% prefieren a Margarita.
En la encuesta, “el 55% de la militancia panista apoya una alianza entre el PAN y el PRD” promovida por Anaya. Reforma, dice que 9 de cada 10 panistas aprueba la gestión de Anaya al frente del PAN, aquí es evidente que se les paso la mano. La encuesta de ese diario remata a Margarita: “el 81% considera que con el liderazgo actual su partido está más cerca de ganar la Presidencia en 2018”. Reforma logró el milagro de poner a Anaya arriba de Margarita.
Por otro lado, para la izquierda también es cierto que la coyuntura política mexicana sigue marcada por el acontecer internacional. AMLO ha salido a decir que Fidel es un líder de la misma estatura histórica que Nelson Mandela. Y que Castro le devolvió a Cuba su dignidad y le entregó su independencia. En noviembre AMLO ha tenido reuniones con empresarios y ejecutivos de finanzas en Monterrey, Tijuana, Chihuahua, Nueva Rosita y Querétaro, promovidas por el empresario regiomontano Alfonso Romo.
AMLO estará en el Estado de México, acompañado de la diputada Delfina Gómez, el sábado 3 de diciembre en Nextlalpan, Tonanitla y Melchor Ocampo; y el domingo 4 en Temoaya, Otzolotepec y Xonacatlan para seguir impulsando la organización de MORENA.
Rezagado con respecto a MORENA y al PAN, el PRI entra de lleno a la contienda presidencial del 2018. Peña Nieto ha tomado la iniciativa dentro del PRI en el marco de la instalación de su nuevo Consejo Nacional, que se ancla en viejo PRI y se niega a cambiar de rumbo. Peña ha planteado la nada novedosa formula de “primero el programa, después el nombre” tanto para los candidatos a gobernador en 2017, como para la elección presidencial del 2018. Su Asamblea Nacional queda para cuando a él más le convenga, dicen.
Aunque hay protestas y criticas tras bambalinas, los priístas no le cortaron el dedo a Peña, que mantiene al PRI disciplinado, aunque dividido. A su gabinete lo tiene confrontado por la política a seguir ante Trump. El posible retorno de Videgaray al gabinete no deja dormir a Ildefonso Guardado, además Claudia Ruíz Massieu Salinas anda que no se aguanta. Dicen que José Ángel Gurría ya calienta para jugar en la embajada de Washington. Y ya en el delirio, que a la cancillería Manlio Fabio Beltrones entraría de bateador emergente. ¿Será?
Por lo pronto, el pleno del Consejo Político Estatal del PRI en el Estado de México ya aprobó que sea la Convención de Delegados el método a través del cual se postule a su candidato a gobernador. Por lo que presuntas y presuntos siguen en intensa campaña.
En el PRD todo sigue normal, siguen con el clásico dilema de ser o no ser, o aparentar que son y no son. El debate en el partido amarillo es si su alianza estratégica para el 2017 y el 2018 es con el PRI o con el PAN. Ese es el punto de su última y tal vez definitiva confrontación. Se reúnen los gobernadores Chuchos -Graco, Aureoles y Nuñez, jalando a la mesa al prianista Carlos Joaquín de Quintana Roo para que les haga el paro- y enfrentar a Miguel Ángel Mancera para pedirle “piso parejo” en el cambio de dirigente nacional en 2017 y para elegir al candidato presidencial. Saben que son minoría.
La división es clara. Miguel Ángel Mancera y Héctor Bautista no quieren hacer alianza con PAN en el Estado de México porque sería la base para apoyar al PAN en 2018. Ellos quieren presentar candidato propio en el Estado de México en la persona de Juan Zepeda en 2017, y como candidato presidencial en 2018 a Mancera. Para no verse aislados Juan Zepeda pudiera ser apoyado por el PT y el MC. Y con Mancera en el 2018 repetir la fórmula. A la negativa de ir con el PAN los Chuchos le llaman hacer alianza con el PRI.
La propuesta de los Chuchos es ir desde ya con el PAN en el Estado de México con un candidato propuesto por el PRD. Se ha mencionado incluso a Alejandro Encinas. Por eso Josefina Vázquez Mota anda calladita. Todo eso a cambio de que el PRD apoye la candidatura presidencial del PAN, presuntamente en la persona de Ricardo Anaya o de quién resulte triunfador de la contienda interna del PAN. Porque Anaya presupone que, si se gana el Estado de México con él como presidente del PAN, Margarita no le podría quitar la candidatura presidencial. No termina de conocer a Felipe Calderón.
El domingo pasado después de estirones y jalones los Chuchos lograron que la convocatoria del PRD estableciera que no será su Consejo Estatal el que elija a su candidato. Héctor Bautista y sus amigos aceptaron que sea en elección abierta de militantes, simpatizantes y público (de otros partidos) en general, como se resuelva quién será su candidato.
Los Chuchos ganaron tiempo, pero el 5 de marzo del próximo año les van a pasar la aplanadora para poner al candidato del PRD. Ese día el dilema estará resuelto. Si pasa Zepeda se consolida Mancera. Y la alianza PANRD se habrá diluido para 2017 y 2018.

1

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s