TITULAR DE INFONAVIT ANUNCIA BAJA DE TASAS DE INTERÉS EN CRÉDITOS DE VIVIENDAS

images

El director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), David Penchyna Grub, anunció que la próxima Asamblea Ordinaria planteará el programa de crédito más agresivo de la historia, a fin de generar más alternativas al derechohabiente, no sólo para adquirir viviendas nuevas y usadas, sino mejorar o ampliar en terreno particular, ya sea propiedad privada o ejidal.

Sostuvo que “por la fortaleza del propio instituto y lo que representa se pudo bajar la tasa del Mejoravit de 18.5 del anterior a 16.5 por ciento en tiempos de volatilidad financiera. Esto nos hace tener un producto crediticio único en el mercado, el más barato en la historia, donde de manera rápida el derechohabiente puede acceder a un financiamiento, a partir de enero, para ampliar su vivienda”.

Durante una reunión con los integrantes de la Comisión de Vivienda que preside la diputada Alma Carolina Viggiano Austria (PRI), el funcionario detalló que en México se construye un millón de viviendas al año; sin embargo, sólo la mitad tiene una fuente formal de financiamiento y el resto se edifica sin ningún apoyo crediticio y con un diseño urbano deficiente, pues se sitúan en cerros o lugares inadecuados.

Refirió que el fenómeno de las casas abandonadas es una corresponsabilidad de los tres órdenes de gobierno, ya que es  “producto de haber construido vivienda a lo loco”, sin darnos cuenta si existía la infraestructura necesaria. “Lo que pasó es que la gente vive lejos, no tiene los servicios adecuados y les sale más caro su día a día que su costo de hipoteca, lo que les obliga a salir de sus inmuebles”.

Afirmó que la solución de la vivienda en el país no es regalar las casas abandonadas, porque en la mayoría de los casos son de un derechohabiente que paga su crédito y esto sería un delito de invasión, ya que este inmueble ya tiene un dueño.

“El Infonavit se encarga de recuperar las casas y venderlas para lograr rescatar los recursos, la ley nos obliga a recobrarlas, pero no podemos regalar lo que no es nuestro”, precisó.

Respecto al tema de cartera vencida, mencionó que la institución ha sido víctima del coyotaje que se dedica a aglutinar a grupos del no pago, lo cual afecta sensiblemente el apoyo crediticio al resto de los trabajadores.

Indicó que a los trabajadores les conviene emigrar su deuda a pesos, ya que de lo contrario la inflación hace más gravoso el crédito, “pero la realidad es que los derechohabientes tienen miedo, tal vez porque no hemos comunicado adecuadamente los beneficios”.

Destacó que las viviendas abandonadas se presentan por la falta de pago o  la inseguridad del polígono donde se encuentran, como es el caso de Ciudad Juárez, donde las zonas habitacionales tenían una mala originación crediticia y supervisión técnica.

Reiteró que  la recuperación de estas casas y su pronta venta son fundamentales, ya que representa un pasivo, es decir, entre más tarde en adjudicarse,  se deteriora la cartera. “Lo que hacemos es otorgarla por medio de subasta a la industria que se dedica a comprarlas, mejorarlas y colocarlas nuevamente al mercado”.

En este sentido, explicó que durante su administración se han llevado a cabo seis subastas en diferentes estados y se tiene como meta colocar cerca de 30 mil viviendas.

En la ronda de preguntas, el diputado Alberto Salazar Muciño (PRI) señaló que se requiere avanzar más en el otorgamiento de créditos en pesos, porque de esta manera los trabajadores tendrán la certeza de saber cuánto van a pagar y en qué periodo. Preguntó qué se hace en cuanto a la cartera vencida, y sobre la entrega de escrituras, ya que existen más de 100 mil de documentos que aún no están en manos de los beneficiados.

De la misma bancada, el legislador Pedro Coronado Ayarzagoitia, preguntó qué hará el instituto para que los derechohabientes no se vean afectados con la reducción del presupuesto del Conavi para el 2017, ya que, dijo, los subsidios sufrirán una disminución y cerca del 50 por ciento de los créditos que entrega el Infonavit van acompañados de un subsidio.

Respecto a viviendas usadas, el diputado Fernando Uriarte Zazueta (PRI) inquirió acerca de los programas del Infonavit para atender esta problemática, en particular en Ciudad Juárez, que es una de las zonas urbanas con mayor número de casas abandonadas.

La diputada  María del Rocío Rebollo Mendoza (PRI) cuestionó al funcionario respecto a la implementación del programa “Crezcamos Juntos”, si ya se efectuó o no. En cuanto a la subasta de viviendas, preguntó si se realizan en paquetes y quiénes contienden por ellas.

El diputado José Luis Sáenz Soto (PRI) solicitó su punto de vista en relación con la autorización del presupuesto para el sector vivienda, ya que, señaló, “hemos escuchado planteamientos sobre el incremento en la demanda de vivienda y el necesario ajuste presupuestal para incrementar los recursos”.

La priísta Maricela Serrano Hernández (PRI) solicitó saber si existe alguna política o mecanismo a implementar para que la gente que no tiene vivienda y no cuenta con un trabajo estable pueda entrar en la subasta de casas y poder adquirir una bajo este esquema.

Por Morena, el legislador Roberto Guzmán Jacobo consideró  preocupante que el abandono de viviendas se deba al costo de las mismas, a que muchos se quedan sin empleo y a que los intereses se elevan. Estos hogares en muchos de los casos son utilizados como refugio para la delincuencia organizada. ¿Qué se está haciendo al respecto, sobre todo para apoyar a los derechohabientes de los estados más marginados?, planteó.

El titular de Infonavit, David Penchyna Grub, subrayó que las finanzas del instituto son sanas, de acuerdo con las calificadoras internacionales, al igual que el nivel de su cartera vencida, pues se ha implementado un esquema de cobranza que se adapta a las  necesidades de los derechohabientes, con el fin de que no pierdan su vivienda.

Penchyna Grub explicó que el Infonavit trabaja en conjunto con el Sistema Bancario Nacional, para potencializar la capacidad de créditos de los derechohabientes, ya que hay familias que cotizan en dos instituciones o a través de un esquema conjunto, lo que se busca es que se pueda juntar el ingreso familiar.

Señaló que una de cada cuatro casas en el país es hecha por el Infonavit; por ello, agregó este instituto tiene pendiente generar mejores entornos urbanos y alternativas de oferta a los derechohabientes.

“El reto es poder abordar financiamiento formal por medio de la afiliación voluntaria y que los programas no sólo se dirijan a la construcción de casas nuevas, sino de mejoramiento”, detalló.

Además, dijo, estimular a los empleos informales, pues hay ambulantes que tienen mayor capacidad de crédito que nuestro mundo formal, pero no lo hemos sabido contactar y ahí podemos encontrar alternativas.

“Había 94 empresas que compraban las viviendas recuperadas,  hoy son 239 y queremos que sean miles. Hemos aprendido que el paquete que subastamos debe ser de viviendas buenas, malas y regulares; por ello, actualmente realizamos paquetes poligonales, ya que no son tan atractivas para las industrias, pero así se evita que el Infonavit se quede con los inmuebles en malas condiciones”, explicó.

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s