¿MATRIMONIO IGUALITARIO Y LUEGO QUE?

wp-1474923372961.jpeg

La Parte Mexiquense y Algo más….

Por Armando Peñaloza Rangel
(El Biógrafo de la Gente Común)
Este pasado fin de semana hubo dos manifestaciones en la Ciudad de México, una a favor de los matrimonios igualitarios y la otra no, en ellas cada parte defendía su postura, en el caso de los primeros su propuesta se centraba en dos puntos, una demostrar su amor a aquellas personas que aman y poder ofrecerles un patrimonio, y la otra la de los que están a favor de un matrimonio hombre mujer.
Dicha situación nuevamente pone en jaque a las posturas liberales y las conservadoras del país, las cuales cada una se aferra a su postura y no quiere decidir, el problema radica en por qué unos quiere que se vuelva ley a nivel nacional y otros un rotundo rechazo para ello, los primeros quieren cumplir lo que consideran su derecho y los otros se oponen a algo “antinatural”.
Pese a estos criterios, cada día está más cercano el día en que este se convierta en ley, por lo que pese a posturas encontradas, el problema radica en ver todo lo que implica, ya que luego del matrimonio muchas parejas esperaran adoptar a infantes, razón por la que sería necesario ver hasta qué punto es factible esto y qué tan necesario.
Las relaciones homosexuales son complicadas, no es algo sencillo, se tendría que poner fuertes candados para comprobar que efectivamente son personas idóneas y aptas para ayudar a menores y poderlos conducir por el camino exacto.
Un estudio estricto debe ser la alternativa para estas personas que en verdad quieren adoptar a un menor, pues no es algo sencillo, hay que ver todos los aspectos económico, social y político que engloban a este problema.
Son necesarios foros para ver más que la oposición a algo que día está cercano, en qué condiciones se debe de dar y de qué manera se puede evitar el que haya un conflicto grave que no sólo arrojen palabras “habladas”, sino los enfrentamientos físicos que incluyan golpes.

Un comentario

  • Como siempre, los politicos tratando de pasarse la ley por el arco del triunfo. El Código Civil, tanto el Federal, como el de varios estados establecen que solo puede haber matrimonio entre hombre y mujer, pues uno de los fines del mismo es la procreación ¡¡y como carajo van a procrear lo putos!!?? ¡¡Pues no se puede!! y al no poderse, no se cumplen los requisitos del matrimonio y por tanto, este es inválido. Que los ministros de la Cortesana se alíen a intereses oscuros para torcer las leyes no cabe duda. Crearle derechos al 1% de la población no es hacer justicia, es empezar a segregar a la sociedad; si hoy le decimos si al matrimonio homosexual, quien garantiza que mañana no se le reconozcan derechos a los pedofilos, que mañana un grupo también minoritario quiera la poligamia? Digo, ya tenemos a los privilegiados que ya empinaron a la corte, los cinco mariguanos que tienen derecho a cultivar, procesar y usar la mariguana con fines recreativos, Sigamos así y al rato no faltará el que quiera tener derecho de matar (a un periodista) porque transgredio su derecho a robar… (me acordé de Duarte)

    Me gusta

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s