RECORDANDO EL ATENTADO DEL 15 DE SEPTIEMBRE, EN MORELIA

 

wp-1473898135624.jpeg

Por: PEPE TOÑO

Aún existe temor entre los servidores públicos de gobiernos locales, estatales y el federal  para poder  realizar en completa calma el “Grito de Independencia” por lo cual habrán de estar preparados los elementos de la policía inscritos en el Mando Único, así como en aquellos lugares donde no se acepta y en caso de un atentado puedan intervenir. Hay que recordar que el 15 de septiembre del 2008, se registró un atentado terrorista donde se hicieron explotar granadas de fragmentación.

 

En esa ocasión tras el atentado 3 personas fallecieron, pero en la madrugada del 16 de septiembre, 4 de los heridos graves también se convirtieron en víctimas mortales del acto. El número oficial de heridos ascendió a los 132, entre ellos diversas personas que perdieron las extremidades, por lo cual el gobierno de Michoacán se hizo responsable de los gastos de los funerales y de las curaciones a los heridos.

Los hechos se registraron en pleno centro histórico de la ciudad de Morelia. Ningún grupo u organización se adjudicó como autor de los atentados, que son los primeros de su tipo en la historia de México y de acuerdo con las primeras investigaciones, todo pareció apuntar que fueron ejecutados por algún cártel del narcotráfico contra los cuales el gobierno mexicano libraba una guerra desde diciembre de 2006.

Los ataques consistieron en las detonaciones de dos granadas de fragmentación en dos puntos del centro de la ciudad: en la plaza Melchor Ocampo (a un costado de la catedral de Morelia y casi enfrente del Palacio de Gobierno de Michoacán, y en el cruce de la Avenida Fco. Madero Poniente (la principal arteria vial de la ciudad) y la calle Andrés Quintana Roo. Estas explosiones se produjeron cuando en el área centro de la ciudad (cerrada al tráfico vehicular para la realización del acto), cuando se encontraban reunidas alrededor de 30.000 personas para la ceremonia.

Poco después de las 23:00 horas tras la última arenga del entonces gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, se escucharon dos explosiones casi simultáneas entre la multitud, aunque al principio se creyó que se trataba de la explosión accidental de cohetones o petardos, pero minutos después las autoridades empezaron a percatarse de la magnitud del ataque.

Adicionalmente se reportó una tercera explosión en la salida a la carretera a Salamanca, Guanajuato. El Gobernador de Michoacán atribuyó el atentado al crimen organizado  y decretó un día de luto en la entidad michoacana, donde la bandera nacional ondeó a media asta.

La gente comenzó a abandonar la ciudad ante un ambiente de miedo e incertidumbre; el tradicional desfile de conmemoración de la fue cancelado en ésta ciudad, y se confirmó la detención de seis jóvenes, aunque no se demostró su participación en los atentados. Los municipios mexiquense se encuentra listos para poder actuar en caso de nuevos atentados, pero en esta ocasión no debe haber “errores” porque eso es lo que provoca de personas inocentes que asisten a ese tipo de eventos masivos.

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s