OPINIÓN: GOBIERNO DEL PRD EN VALLE DE CHALCO, UN FIASCO

img_20151103_124445724

JUAN LÁZARO SANTIAGO

El PRD en el estado de México quiere ganar la gubernatura en el 2017, pero sus políticos en muy poco lo ayudan porque están más ocupados en pelearse entre sí y a bloquearse el trabajo y las responsabilidades, tal es el caso del municipio de Valle de Chalco, donde el pleito entre Jesús Sánchez Isidoro, actual diputado local del PRD y Ramón Montalvo Hernández, alcalde también del mismo partido, solo ha afectado a los electores vallechalquenses.

Ambos, pertenecían a la corriente Nueva Izquierda. Montalvo ayudó al ex priista, Jesús Sánchez, a llegar a la presidencia municipal de Valle de Chalco, hace más de tres años y se dividieron la administración. Historia ampliamente conocida.

Pero las ambiciones personales, económicas y políticas dividieron a los “amigos perredistas” e hicieron de la administración pública municipal de Valle de Chalco “su propio campo de guerra”.

En vez de ser ejemplos de gobierno como lo es ciudad Nezahualcóyotl, Jesús Sánchez y Ramón Montalvo solo han demostrado ser un fiasco para la sociedad vallechalquense, para el PRD y para su proyecto de alcanzar el triunfo en el 2017 cuando se elija a nuevo gobernador.

Durante los dos últimos años se han estado peleando posiciones políticas y administrativas en Valle de Chalco, con un desgaste para el PRD y para los vallechalqueses que no ven cómo parar esos pleitos qué solo afectan su desarrollo.

En el proceso electoral se vio cómo Sánchez Isidoro financió y apoyo a otros partidos políticos con tal de que Ramón Montalvo no llegara a la silla municipal. Situación que dejó a Valle de Chalco en un “pleito electoral” que duró varios meses.

Jesús Sánchez se salió de Nueva Izquierda y fue cobijado por ADN (Alternativa Democrática Nacional) dónde milita Juan Zepeda Hernández, precisamente el ex alcalde de Neza que aspira a gobernar el estado de México.

Desde ADN, Sánchez Isidoro consiguió impunidad y protección política para que no fuera juzgado por sus errores administrativos y el mal manejo financiero que fue cuestionado por Ramón Montalvo.

Aunque Ramón Montalvo no exige cárcel para Sánchez Isidoro por ese desfalco económico que descubrió en las arcas municipales, decidió que “fueran las instancias correspondientes” las que actuarán.

Es decir, tapa el hoyo económico que le dejó “su ex compañero”, porque sabe bien que ninguna instancia de gobierno o judicial actuará contra su antecesor por esa protección política que tiene de ADN y Juan Zepeda.

Pero no es lo peor: Ramón Montalvo echó abajo todos los proyectos municipales de Jesús Sánchez, como las alarmas vecinales, las casas de salud y la modernización administrativa, que por cierto tampoco funcionaron en el anterior gobierno perredista.

Como médico, Jesús, durante su administración, habilitó algunos inmuebles para que funcionaran como casas de salud, pero no las equipó y mucho menos contrató personal médico para que atendieran a los pacientes.

Su programa de salud fue un fracaso, pero este diputado perredista, cree que ahora Ramón Montalvo, tiene que equipar, dar mantenimiento y contratar médicos para esas casas de salud que permanecen abandonadas.

Recuerdo que durante la administración de Sánchez, sus empleados llevaban los equipos médicos “de un lado a otro” para que inauguraran sus casas de salud, solo para disfrazar sus actos públicos y políticos.

Obvio que Montalvo no va a dar seguimiento a ese proyecto absurdo, porque las casas de salud no eran funcionales; pero tampoco toma una decisión de cerrarlas y usar esos inmuebles para otra actividad.

Pero también el actual alcalde de Valle de Chalco “tiro por la borda” el proyecto de las alarmas vecinales que fueron entregadas durante la anterior administración, para que las patrullas municipales acudieran a los lugares donde fueran activadas por alguna emergencia.

A Montalvo no le importó la seguridad de los vallechalquenses, ni mucho continuar este programa de alarmas vecinales, cuya inversión se perdió por “el pleito” entre ambos políticos.

Pero no vaya a creer usted amigo lector que Ramón Montalvo es mejor que el de Jesús Sánchez, hay que evaluar cuál de los dos es el peor, no el mejor, el peor, que es lo único que se puede decir de ambas administraciones.

Montalvo actualmente tiene en la parálisis administrativa a Valle de Chalco. Nada se mueve sí no es su voluntad, nadie trabaja sí él no lo pide; nadie levanta la mano, sí él no lo permite.

¿Por qué creen que el profesor Arturo Cruz, ya no está como director del DIF municipal? Por las mismas consecuencias de la parálisis administrativas. Él no podía ni mover una despensa, si Montalvo o su mujer no lo autorizaba.

En el palacio municipal de Valle de Chalco nada se mueve sí Montalvo, no mueve su dedito, para aprobarlo. ¿Cómo estará el manejo financiero? Usted amigo lector, se puede imaginar.

Además, hay muchas deficiencias en la administración municipal de Valle de Chalco, desde los bajos perfiles académicos de sus directores, hasta sus proyectos inútiles que no funcionan.

Ahora, imagínese amigo lector, sí el PRD llegará a ganar la gubernatura del estado de México, los pleitos de los políticos llegarían a la administración pública estatal.

¿Cómo vería usted a Ramón Montalvo con el cargo de secretario general de gobierno o secretario de Obras Públicas? ¿A Sánchez Isidoro como secretario de Salud? Pero solo imagine.

Pero sí nos trasladamos a un ambiente más estatal del PRD, vea usted los pleitos entre Juan Zepeda y Javier Salinas, ambos quieren ser candidatos al gobierno del estado de México; los pleitos entre Nueva Izquierda y ADN, entre Omar Ortega y Octavio Martínez.

Lo de Valle de Chalco solo es un ejemplo de que el PRD no es ayudado por sus políticos mediocres.

PARA EL ARCHIVO…

Por cierto, Ramón Montalvo, bloqueo la autopista México-Puebla el jueves 8 de septiembre, ordenó a sus empleados municipales a participar en una dizque marcha para obstruir el paso de cientos de automovilistas.

Este hecho, solo demostró que le falta nivel político para solucionar problemas tan sencillos como la de los puentes peatonales sobe la autopista.

Un alcalde hábil usa la diplomacia, el diálogo y el acuerdo para solucionar problemas con funcionarios federales o estatales.

Un alcalde débil usa la presión social, la manifestación y el bloqueo vial.

Además, Ramón Montalvo no sólo se ganó  las rechiflas y que le recordaran a su mamá durante el bloqueo, sino la desaprobación a su bloqueo en las redes sociales.

Y estos son los políticos que quieren gobernar el estado de México en el 2017?

Deja un comentario en movimiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s